Ford S-Max, el monovolumen deportivo se reinventa

El nuevo Ford S-Max hará su debut en el Salón de París, evolucionando el concepto con más tecnología y nuevos motores de la marca del óvalo. Manteniéndose fiel al espíritu original, este vehículo «multiactividad» de 7 plazas se renueva como su hermano el C-Max

 

Ford S-Max

El primer S-Max nació como una variante del conocido gran monovolúmen Galaxy, destinado a un sector mas dinámico y que buscaba algo  distintivo y menos clasico. El S-Max tuvo una aceptable acogida en los mercados, con más de 400.000 unidades vendidas en Europa, debida en gran parte a un diseño atractivo, unido a la capacidad y modularidad de un monovolúmen.

Ford-S-MAX_12

Estéticamente evoluciona  las líneas originales combinándolas con el actual lenguaje de diseño de Ford. El nuevo S-Max incorpora en su frontal la parrilla trapezoidal que ya disfrutan casi todos los modelos de la marca y que inauguró el Fiesta. Más ancho y afilado, incorpora iluminación LED en las ópticas delanteras y traseras, así como un difusor trasero que remarca su carácter más deportivo.

En cuanto al habitáculo encontramos un ambiente cuidado , con un salpicadero de diseño inspirado en el nuevo  Mondeo y presidido por la ancha consola central y la pantalla del sistema de infoentretenimiento. Ford afirma que ha cuidado los detalles, tanto en los materiales elegidos como en los ajustes y sensación de calidad, sometiéndolos a duros test de desgaste en su proceso de desarrollo.

Ford-S-MAX_05

Como buen monovolúmen, la modularidad y la practicidad son elementos clave en el Ford S-Max.  Está disponible en configuración de 5 o 7 plazas, con 32 combinaciones de asientos y espacio de carga. Los asientos de la segunda y tercera fila serán abatibles por medio de un botón. Los asientos delanteros, llamados Multi-Contour, además pueden incorporar una función masaje e incluso el volante puede ser calefactable. Por último, se incluyen varios espacios portaobjetos y de almacenaje , en la consola central, bajo el piso o en la parte superior del panel de instrumentos.

 Equipamiento y Tecnología

El Ford S-Max incorpora las últimas soluciones tecnológicas creadas por la marca del óvalo, con más de 16 sistemas de ayuda a la conducción y de confort.

En el apartado de seguridad, podrá equipar el Asistente de Pre-colisión, que alerta sonora y visualmente de un posible choque, la  iluminación adaptativa LED con asistente de luces de carretera, detección de ángulo muerto, alerta de abandono del carril, reconocimiento de señales de tráfico, entre otras tecnologías de actualidad.

Ford-S-MAX_09

En cuanto al confort y conectividad, el salpicadero alberga una pantalla táctil de 8″ y en opción el cuadro de instrumentos podrá disponer e una pantalla digital de 10″ que reemplaza a los clásicos relojes analógicos. El sistema de infoentretenimiento SYNC2 permitirá también el control vocal de las funciones del vehículo: climatización, sistema de audio, navegador, incluso encontrar restaurantes si se dice «tengo hambre»

También otros equipamientos como el portón manos libres motorizado o asistentes de aparcamiento estarán disponibles en la larga lista de equipamientos de este S-Max.

Motorizaciones

El Ford S-Max montará en versiones diésel un TDCi 2.0 de 120CV asociado a una caja manual de 6 velocidades, y los 2.0 TDCi de 150 y 180 CV, disponible además con cambio Powershift de doble embrague. En gasolina, los nuevos EcoBoost 1,5 160 CV manual y el 2,0  de 240 CV, este con cambio automático.

La carga regenerativa en frenada y el Start&Stop ayudan a reducir las emisiones, unido a la mejora aerodinámica proporcionada por la rejilla activa de ventilación.

Las mejoras dinámicas efectuadas afectan al rediseño de las suspensiones, más ligeras, con la incorporación de un sistema de conducción adaptativa, que en función de la velocidad ajusta la respuesta del volante y sistemas de ayuda de control de estabilidad en curva y antivuelco. También existirá una versión de traccion total inteligente.

Galería Ford S-Max