Nuevo Audi R8

Nuevo Audi R8, el Audi de producción más rápido

Nuevo Audi R8

Ningún otro modelo de producción con los cuatro aros es tan potente, rápido o distintivo: el deportivo de altas prestaciones R8 está diseñado en todos sus aspectos técnicos para conseguir un dinamismo máximo, desde el chasis Audi Space Frame (ASF) hasta su aerodinámica o su nuevo sistema de tracción total quattro. El motor central V10 atmosférico garantiza unas prestaciones soberbias, especialmente en la versión con 610 CV (449 kW): acelera de 0 a 100 km/h en sólo 3,2 segundos, y esa aceleración acaba en una velocidad máxima fijada en 330 km/h.

Un motor potente y de altas revoluciones, un sistema de tracción quattro con distribución completamente variable del par, la construcción ligera ASF con CFRP y aluminio, y un chasis dinámico colocan al R8 en la vanguardia deportiva de Audi; ahora está más afinado que nunca. La colaboración estrecha de los ingenieros y los especialistas en competición con los ingenieros de desarrollo ha producido mejoras significativas en las prestaciones, tanto en la versión de carretera como en la de competición R8 LMS, que se han desarrollado simultáneamente.

Nuevo Audi R8

«El nuevo Audi R8 V10 plus es el modelo de producción más potente y rápido que Audi ha fabricado nunca», comenta Ulrich Hackenberg, responsable de Desarrollo Técnico. «La competición ha sido siempre un componente sólido de nuestro carácter de marca. Con la nueva gama R8, nuestros ingenieros han transferido del circuito a la carretera toda la experiencia acumulada en las carreras. Esto también nos permite reforzar los valores en el corazón de nuestra marca: dinamismo, diseño y calidad».

Motor: V10 en dos versiones
El motor del nuevo deportivo de altas prestaciones de Audi está disponible en dos versiones, con 540 CV (397 kW) para el R8 V10 y con 610 (449 kW) para el R8 V10 plus. El par motor máximo de 540 Nm y 560 Nm, respectivamente, está disponible a 6.500 rpm en los dos motores. Comparado con el modelo anterior, la potencia se ha incrementado considerablemente y la respuesta es incluso más rápida. Este motor atmosférico de 5,2 litros alcanza un régimen de giro elevado (hasta 8.700 rpm). Como en los coches de competición, el motor V10 tiene lubricación por cárter seco. Su sonido característico es ahora más pleno y Audi puede instalar un escape deportivo como opción.

Nuevo Audi R8

La economía de consumo es mejor que en el modelo anterior hasta en un 13 por ciento (33 g/km de CO2). El nuevo motor V10 está dotado con tecnologías eficaces para mejorar el rendimiento. Incluyen el sistema COD de desconexión de cilindros (cylinder on demand), que desconecta una fila de cilindros en condiciones de poca carga. Otra de ellas es lainyección doble que, en función de las condiciones, puede inyectar el carburante en la cámara de combustión y en el colector de admisión. Cuando el conductor deja de pisar el acelerador a una velocidad superior a 55 km/h, el nuevo Audi R8 entra en modo de marcha por inercia. Si el coche se va a detener, el sistema start-stop desactiva el motor V10.

En el mundo de los deportivos, el nuevo Audi R8 está entre los líderes en términos de prestaciones. La versión V10 acelera de 0 a 100 km/h en sólo 3,5 s y alcanza una velocidad máxima de 320 km/h. En la versión V10 plus, el Audi de producción más rápido que ha existido hasta la fecha, estos valores son 3,2 s y 330 km/h respectivamente, y necesita sólo 9,9 para pasar de 0 a 200 km/h. En la versión superior, cada caballo sólo tiene que mover 2,38 kg de peso en seco del vehículo, una excelente relación entre peso y potencia.

Estabilidad y dinámica: la nueva tracción quattro
Tras el motor V10 está la caja de cambios de siete velocidades S tronic, que ejecuta de forma extremadamente rápida los cambios de marchas; estos se realizan desde mandos electrónicos (shift-by-wire). La caja de cambios de doble embrague conlleva un sistema de tracción quattro de nuevo desarrollo, con un embrague multidisco accionado electrohidráulicamente que conecta el eje delantero. Tiene un sistema de refrigeración activo para conseguir un rendimiento máximo. Este embrague distribuye el par motor entre los ejes de forma completamente variable, en función de las condiciones de circulación. Se puede enviar hasta el cien por cien del par a las ruedas delanteras o a las traseras.

Nuevo Audi R8

La gestión del embrague está integrada en el sistema dinámico de conducción Audi drive select, que da a elegir al conductor entre cuatro modos básicos: comfort, auto, dynamic e individual. En el R8 V10 plus (y opcionalmente en el V10), hay un modo performance con tres modos adicionales: seco, mojado y nieve. Estos modos adaptan los parámetros claves para la estabilidad al coeficiente de rozamiento de la superficie. Un diferencial trasero autoblocante mecánico es equipo de serie, sus valores de bloqueo están calculados para que funcione en combinación con la tracción quattro controlada activamente.

ADN de competición: suspensión con dobles brazos transversales
El ADN de competición del nuevo Audi R8 también se expresa en el área del tren de rodaje, con unas suspensiones de dobles brazos transversales realizadas en aluminio. En el V10 plus, el ajuste es muy deportivo y, como opción en las dos versiones, hay amortiguadores controlados electrónicamente (Audi magnetic ride). La nueva dirección con asistencia electromecánica da al conductor un tacto que permite sentir directamente la carretera. Como alternativa, Audi puede instalar una dirección dinámica, que varía su desmultiplicación en función de la velocidad del vehículo.

Nuevo Audi R8

En las dos versiones de motor, el nuevo Audi R8 tiene de serie llantas de 19 pulgadas y, como opción, de 20 pulgadas con neumáticos en formato 245/30 delante y 305/30 detrás. Los potentes frenos pueden decelerar al coche de forma efectiva; en la versión superior los discos son carbono-cerámicos (opcionales en el R8 V10).

Además de integrar el sistema de tracción quattro, el Audi drive select también lo hace con otros sistemas en su cuatro modos básicos: la respuesta al pedal del acelerador, la dirección, el cambio S tronic, el control de la amortiguación (opcional), la dirección dinámica (opcional) y las mariposas del sistema de escape. En los modos performance seco, mojado y nieve, también está gestionado el control electrónico de estabilidad (ESC).

Diseño ligero: el peso en seco es sólo 1.454 kg
En la versión superior, el Audi R8 V10 plus, el peso en vacío (sin conductor) es de sólo 1.555 kg, y el peso en seco de 1.454 kg. El chasis Audi Space Frame (ASF) juega un papel decisivo en este concepto de diseño sistemáticamente ligero, ya que pesa sólo 200 kg gracias a un nuevo tipo de construcción multimaterial. Comprende un 79 por ciento de aluminio y un 13 por ciento de polímero reforzado con fibra de carbono (CFRP) y está diseñado con el principio «El material correcto, en la cantidad correcta, en el sitio correcto.»

Las partes de aluminio crean un entramado que integra componentes grandes de CFRP, el túnel central, la pared trasera y los pilares B. En el R8 V10 plus, las partes añadidas, como los sideblades y el difusor, están hechos con CRFP, al igual que los ligeros paneles exteriores de la carrocería. Comparado con el anterior modelo, el ASF multimaterial tiene un 40 por ciento más de rigidez torsional y sus cualidades acústicas y de resistencia en caso de choque alcanzan un grado máximo.

Como en un coche de competición, el concepto aerodinámico del nuevo Audi R8 está concebido primeramente para la estabilidad. Su elemento central es un difusor largo y ancho en la parte inferior. En el R8 V10 plus, se genera un apoyo aerodinámico a velocidad máxima de 40 kg en el eje delantero y 100 kg en el trasero.

Diseño: bajo, ancho y musculoso
El nuevo Audi R8 mide 4,42 m de largo y 1,94 m de ancho. Sus proporciones, con su habitáculo en una posición avanzada, una parte trasera larga y una relativamente corta distancia entre ejes, hacen reconocible a primera vista el concepto tecnológico del deportivo de motor central. Las características de diseño del modelo anterior ahora han tomado una expresión más afinada. Los sideblades, por ejemplo, están ahora interrumpidos por la línea de hombros continua, lo que le da un aire de tensión al perfil.

Las grandes tomas de aire con aletas verticales y los faros LED flanquean la ancha y baja parrilla Singleframe, con una fuerte imagen esculpida. Como opción, Audi puede suministrar faros LED con haz de luz láser que doblan el alcance de la luz larga. Esta opción también incluye intermitentes dinámicos delanteros, que son estándar en los pilotos LED traseros. En la vista posterior destacan el difusor, la pantalla de ventilación en el compartimento del motor y, en el V10 plus, un alerón fijo de CFRP.

Los once colores exteriores que se ofrecen se pueden combinar con cualquiera de las seis versiones de los sideblades. El R8 V10 plus lleva sideblades de CFRP con un acabado brillante como equipamiento de serie (opcional en el R8 V10). Con el programa Audi exclusive, los clientes pueden elegir cualquier color de pintura de acuerdo con sus deseos y también cualquier color para los sideblades.

Interior: diseño estéticamente ligero
En el interior, el concepto de diseño ligero del nuevo Audi R8 también se expresa en líneas tensas. El elemento definitorio es el «monoposto» en forma de arco que envuelve el cockpit. El salpicadero parece flotar y los controles del climatizador con forma de turbina están dispuestos a lo largo de su borde inferior. Tras los asientos hay una zona de carga con 226 litros de capacidad, suplementada con un maletero de 112 litros en la parte delantera del coche.

Los asientos deportivos son completamente nuevos, están en una posición baja y llevan integrados los reposacabezas. En la versión plus, hay asientos ligeros de tipo bacquet (opcionales en el V10). Los clientes pueden elegir entre Alcantara y cuero Napa fina para la tapicería, con distintas combinaciones de color. Además, se ofrecen dos paquetes de cuero así como un estampado con forma de diamantes e inserciones de CFRP. Los más individualistas pueden satisfacer casi cualquier deseo en el acabado interior mediante el programa Audi exclusive.

Como en un coche de carreras: controles y pantallas
A los mandos del nuevo Audi R8, el conductor se sentirá como un piloto de carreras. Todas las funciones importantes se pueden manejar sin quitar las manos del volante ni la vista de la carretera. El volante deportivo de cuero del R8 con multifunción plus, de serie en el R8 V10, lleva dos botones satélite, uno para el arranque y parada del motor, el otro para el manejo del Audi drive select. El volante de cuero performance del R8 tiene cuatro controles satélite (de serie en el V10 plus, opcional en el V10), los otros dos son para controlar el modo performance y el sistema de escape.

Una instrumentación con una pantalla digital recuerda a la de los coches de competición: el Audi virtual cockpit. Es un monitor TFT de 12,3 pulgadas que presenta toda la información en imágenes muy elaboradas, con gráficos de alta resolución. El conductor puede elegir entre tres vistas. En la vista performance, el tacómetro está colocado en el centro y los otros indicadores están dispuestos a su alrededor, como el par, la potencia, la temperatura de aceite, la de los neumáticos, las fuerzas G y los tiempos por vuelta en circuito. El conductor puede configurar individualmente otros indicadores alrededor del tacómetro y el velocímetro, de acuerdo con sus necesidades y preferencias.

MMI navigation plus incluido: equipamiento
El nuevo Audi R8 tiene un equipamiento de serie generoso. Uno de los elementos destacados es el MMI Navegación plus con MMI touch. Como en un smartphone, la lógica de funcionamiento está estructurada con una jerarquía plana e incluye la función de búsqueda de texto. Se pueden controlar varias funciones del vehículo desde el volante, el terminal MMI en la consola del túnel central o mediante control por voz. Audi connect es el complemento perfecto para el MMI Navegación plus. Conecta online al nuevo R8 mediante el están de alto rendimiento LTE. La segunda generación de la plataforma modular de infotainment (MIB) lo hace posible. El sistema de sonido de Bang & Olufsen y
el Audi phone box complementan los elementos de infotainment.

Lanzamiento en el mercado: otoño de 2015
La historia de éxito del Audi R8 comenzó con el lanzamiento al mercado de la primera generación en el año 2007. Desde entonces, la compañía ha vendido algo menos de 27.000 unidades. Los encargos del nuevo Audi R8 comenzaron el 13 de mayo de 2015 y las primeras entregas tendrán lugar este otoño. El precio de la versión de entrada del Audi R8 V10 es 191.870 € y el de la versión superior, el Audi R8 V10 plus, 214.870 €.

Nuevo Audi R8