Prueba Hyundai Genesis 2015, lujo asiático a la europea

Prueba Hyundai Genesis 2015 españa

El Hyundai Genesis es un coche desconocido que ofrece Hyundai como berlina de super-lujo. Y es que en la mentalidad del comprador europeo, eso de ‘Hyundai’ y ‘lujo’ son términos algo divergentes… Es ahí cuando la firma coreana golpea la mesa con un coche alucinante. «¡Somos capaces de lo mejor!» parece clamar Hyundai con un coche que es realmente una joya.

Lo primero que impacta de este modelo es su tamaño. Pesa más de dos toneladas y tiene una presencia elegante, juvenil y señorial a la vez. Démonos un paseo en esta berlina para conocerla mejor y poder entrar más adelante en detalles:

Prueba del Hyundai Genesis 2015, el coche de lujo inteligente

Lo malo del lujo es que se busca, además de un buen producto, una marca con mucho pedigrí. En ese aspecto, Hyundai trata de ocultar su ‘H’ al menos de la parte frontal en donde prima el logo alado de Genesis con un look similar al que podríamos encontrar en un Aston Martin o un Bentley dejando claro dónde quiere su listón. Muy alto a mi parecer como marca pero como coche: cuidadito. Y es que nos va a costar encontrar un rival ya que este Genesis es único en su especie. Por unos 67.750€ Supera en tamaño a un serie 5 o a un clase E y ya no entro en acabados porque por menos, este Hyundai da muchísimo más. Y, dando lo mismo, nos encontramos en precios de 100.000€.

A efectos de coche de lujo si lo comparamos con un A8 o un Serie 7, dos coches europeos que proponen un modelo más radical en prestaciones, no creo que hayan entendido el concepto del lujo tan bien como lo ha hecho este Genesis.

El motor del Hyundai Genesis: V6 de 311 cv de 3.8 litros

Su corazón es un atmosférico muy refinado, suave y silencioso. Será el único disponible aquí en España. Su respuesta es efectiva en todo el rango de vueltas y, aunque el consumo es muy superior a lo que estamos  acostumbrados, debo mencionar que se trata de un coche de más de dos toneladas con tracción a las cuatro ruedas y al que da mucho gusto pisarle. Además de que, en principio, al dueño de un coche así, no le deben molestar dichos consumos al bolsillo.

Además, un motor atmosférico ya de por sí me parece un lujo en donde comienzan a llegar los turbos cuyo uso deriva en menor confort de marcha en donde el V6 atmosférico es el rey de la comodidad, progresión y ausencia de vibraciones.  

¿Y si vamos al interior? Lujo, pero del bueno, bueno

No estoy exagerando si digo que es uno de los mejores coches que han pasado por Motorflash este año. Seguro que me topo con algún escéptico, pero si entramos en profundidad verá el gran error que está cometiendo atacando a este coche. Pero bueno, vamos a destacar un asiento ergonómico de cuero con ‘tropecientas’ posiciones, como comentaba en el vídeo. Esto en la zona del conductor que, por supuesto, podrá gozar de toda la tecnología imaginable que se puede disponer en la calle: LKA, sensor de proximidad, proyección sobre el cristal… y una larga lista de etcéteras que ya conocemos.

No sólo hay que meter ‘muchas cosas’ en un coche, hay que hacerlo bien. Y, de nuevo, nos encontramos una organización de elementos en el salpicadero sobresaliente. Hay quien dice que el lujo es aquello que se anticipa a tus necesidades y te las cubre. Pues bien, este coche funciona así, te da respuesta a todas tus preguntas que ni siquiera te habías formulado. Todo en sí está bien organizado con un mimo que sorprendeIMG_1797_result

Buen gusto a raudales, desde el detalle del reloj analógico hasta el terciopelo que cubre los pilares, la inserción de aspecto madera del salpicadero, en cuadro de mandos digital-analógico, el indicador de intermitentes de emergencia en triángulo… cuesta creer lo bien hecho que está este coche.

¿Y si nos sentamos detrás?

Antes de hablar de la conducción, me gustaría aprovechar que estamos en el interior para presentar una parte trasera completamente pensada para ser un coche de chófer. Y es que parte de la larga distancia de ejes en este vehículo es la razón de poder dar un habitáculo trasero excelente. Sí que es verdad que por estética el pilar C cae rápido sobre el maletero, pero no por ello sacrifica espacio detrás.

El asiento trasero es regulable y goza de un panel de mando desde el que podrá controlar el sistema multimedia del coche o reclinar el asiento del copiloto sin tener que encaramarse. Pero, como ya he dicho que este coche ha pensado en todo, también podrá inclinarse gracias a unos botones laterales que pueden ser accionados por el conductor.

Por supuesto que dispone de persianas, calefactor/aire acondicionado de asiento, climatizador, etc. El conductor a conducir, el conducido a mandar y a disfrutar, que para esto se ha creado este portento de coche.

A conducir

Claro que podemos pensar que un coche tan grande y lujoso sólo está pensado para chófer y un acompañante que quiera disfrutar de ser llevado con todas las comodidades. Error. Y es que este Genesis tiene una cosa que se llama modo Sport y que crea un nuevo coche.

El motor se revoluciona una o dos marchas por debajo de la conducción ECO o normal, el panel adquiere tonalidad roja y de repente, estamos en una especie de deportivo de dos toneladas. El modo en el que se revoluciona el atmosférico es muy gratificante. Los 311 caballos cabalgan mientras hacen traccionar sobre unos neumáticos excelentes las cuatro ruedas gracias al HTRAC.IMG_1776_result

Seamos conscientes, no es un deportivo, es un coche cuya finalidad es otra, pero realmente arranca sonrisas y algún que otro susto en carreteras reviradas debido a su enorme cantidad de masa, pero el 4wd de este coche lo hacen un noble trazador. La dirección es muy efectiva y la suspensión sumada a un chasis que es realmente de primera, le confieren mucho aplomo. Lo dicho, para ser llevado y para ser conducido.

Conclusión sobre la prueba del Hyundai Genesis

Que si te compras un coche de 110.000€, este te da lo mismo -como coche es un portento- por unos 70.000€. El dinero es tuyo y entiendo que la marca hace peso.

En cuanto a una decisión estratégica, Genesis es una marca que Hyundai está explotando como tal en Asia y en otros países occidentales. Como un Lexus de Toyota o un Infinity a Nissan. Es decir, como una marca premium del fabricante. No es así en España que viene como modelo Hyundai. Sin entrar a debatir el daño que hace la H en la parte trasera del coche a la marca Genesis, debería afirmar el bien que hace Genesis a Hyundai:

Genesis es un concepto que demuestra que Hyundai es una marca de primera categoría que sabe hacer muy buenos coches -con 7 años de garantía- y, además a muy buen precio. Temblad márgenes de firmas europeas y agarraros a vuestra marca todo lo que podáis. Hyundai está pegando fuerte.

Eugenio Domenech

¡No te pierdas nada y síguenos en tu Red favorita! ->Facebook / Twitter / Instagram / Youtube